¿Oscuro? Switch Mode

CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 15

Todos los capítulos están en CÁSATE CON MI MARIDO
A+ A-

CAPÍTULO 15: Reencuentro cancelado

“¿No es realmente genial? ¿Dónde está la persona que se alegraría de verla aquí?
La conversación de fondo comenzó con el sonido de varias personas que entraban desde afuera.

“Es Cierto. ¿No le habrá insistido a Sumin para que le deje venir también? Para presumir de su cara falsa que ha sido reparada”
Tres o cuatro personas se rieron de las palabras de Jiye. Mientras tanto, Seo Yoon-hee se quejó bruscamente.

“Sumin siempre ha sido tan amable como una idiota. ¿Ha estado con Jiwon durante la secundaria e incluso sigue haciéndolo en el trabajo?”
Si fuera yo, no lo habría hecho. Mira hoy, esos pendientes que ella lleva puestos debe de haberlos comprado después de que Sumin lo hiciera porque quería copiar su estilo, ¿verdad?
“Si fuera yo, nunca me habría acercado a Jiwon desde el principio. ¿Cuánto perdió Sumin por su culpa en la escuela secundaria? ….”
“Jiye, espera un minuto”.
La persona que primero comenzó a hablar bajó un poco la voz.

“No he visto a Kang Jiwon antes. ¿No había ido al baño?”.
Todas dejaron de hablar. Incluso con la puerta de por medio, los ojos de sus compañeras de clase que la miraban como insectos eran claramente visibles.

A sus veintisiete años. Lo único que sabía hacer era estudiar, y las únicas personas a su alrededor eran Park Minhwan y Jung Sumin mientras que el resto solo le daban la espalda. En ese momento, la Jiwon del pasado era una cobarde que ni siquiera tuvo el coraje de abrir la puerta de una patada.

Pero… ahora todo era diferente.

“Sí. Estoy aquí.”
Jiwon abrió la puerta y miró a Han Jiye. Para ser precisos, mirando de abajo hacia arriba.

“No te preocupes por mí, solo sigue hablando como hace un momento. ¿Qué fue lo que le hice a Sumin en la escuela secundaria?
¿Cómo creció tanto Kang Jiwon? Sin saberlo, Han Jiye, que estaba abrumada, vaciló y de repente volvió en sí.
“Eres muy descarada, Kang Jiwon. Como Sumin es amable, ¿se ve como un pez gordo?”
¿Quién dice que es un pez gordo? Jiwon resopló porque lo que Jiye acababa de decir era ridículo.

“Continúa.”
“¿Qué? ¿Quieres que siga?”
Han Jiye puso mucha fuerza en sus ojos y miró a Jiwon.

“Hablamos de eso en la escuela secundaria. ¿Acaso no lo escuchaste?
Yoon-hee, que había estado quieta, dio un paso adelante.

“Por supuesto, se trata de Baek Eunho. ¿Vas a decir que no te acuerdas?”
“No me acuerdo. ¿Qué tiene que ver Baek Eunho en esto?
Jiwon frunció el ceño levemente ante el desarrollo inesperado de la situación. Al ver esto, Jiye retrocedió unos pasos, dejándole el resto a Yoon-hee.

“A Sumin le gustaba Baek Eunho. Después de que te enteraras, como a ti también lo hacía, ¿Le pediste que no se le confesara? ¿Ella cuidó de una persona que no tenía amigos para después ser traicionada por la misma? ¿Así es como tú le pagas a las personas que son buenas contigo?
Yoon-hee levantó la vista y preguntó.
Jiwon frunció el ceño con más claridad y se puso a hacer memoria.
*Flashback*
“¿Has estado pensando así de mí hasta ahora?”

No importa cuanto lo piense, la expresión de desprecio de Baek Eunho era clara.

“Eunho se me confesó. Lo siento, Jiwon”.

Lo único que me vino a la mente fue la voz de Jung Sumin llorando.
*Fin flashback*
“…… ¿Sumin dijo eso?
La voz de Jiwon se calmó un poco.

“Sí. ¿Sabes lo difícil que fue para Sumin durante toda la escuela secundaria debido a eso?
Ahora entendía la razón de sus insultos y de la basura que decían sobre mí durante los tres años en la secundaria. Fue tan frustrante que casi me eché a reír.

“Es cierto que me enamoré de Baek Eunho”. Pero Sumin nunca me dijo que también le gustaba, así que no podría haberle dicho que no se le confesara”.
Las compañeras de clase se detuvieron ante la confiada actitud de Jiwon e intercambiaron miradas. Mientras tanto, Jiwon simplemente se cruzó de brazos y esperó qué más decir.

“¡Dijiste que lo no recuerdas, Sumin realmente trabajó duro durante toda la escuela secundaria!”. Jiye dio un paso adelante y levantó la voz.

“Fue tan difícil para ella que incluso arruinó sus estudios. En cuanto a ti, estudiaste mucho y fuiste a la universidad en Seúl. Si tienes conciencia, deja ir a Sumin ahora, ¿de acuerdo?
Para Jiwon, todo lo que tenía que hacer durante sus días de escuela era estudiar. Por lo tanto, lo que hizo fue agregar diversión a sus estudios y, como resultado, fue a una universidad de renombre, pero incluso eso se convirtió en una fuente de burlas.
“¿La vas a dejar ir? Sumin desea ir U&K esta vez. Pero si ustedes siguen siendo cercanas es probable que ella se detenga por ti de nuevo.
“¿Es esto lo que se siente ser estafado?” Jiwon abrió su bolso en silencio y sacó una tarjeta de presentación.

“Oigan, eso de U&K…”.
Kang Jiwon, Asistente del Departamento de Marketing 1st U&K Food. Era la tarjeta de presentación del solicitante que se incorporó a la empresa al mismo tiempo que se graduaba.

“¿Cómo creen que Sumin, que solo estudió en una universidad de clase media en Busan, pudo ser contratada? En realidad, fue porque yo la recomendé”.
Tal como está ahora, 2009 ha sido una época centrada en la disciplina varias veces más. La llamada “guerra” también fue eliminada de los documentos en la mayoría de las grandes empresas.
“En raras ocasiones, un trabajador subcontratado es contratado por recomendación de un conocido. Puedo recomendar desde el nivel de asistente y superior, y soy la persona que recomendó a Jung Sumin”.
Al escuchar todo eso, las compañeras de clase de Jiwon se quedaron completamente calladas.

Jiye estiró la mano hacia su tarjeta de negocios, Jiwon quien no tenía intención de dársela optó por guardarla en su bolso y cerrarlo rápidamente antes de que la mano de Jiye llegara.

“Como pueden ver, no tuve tiempo de arreglarme la cara porque estaba ocupada en el trabajo. Por cierto, el bolso que Jiye trajo hoy a la reunión es falsa”.
Todos los ojos se volvieron hacia donde se encontraba el bolso de Jiye.
Han Jiye cuyo rostro se encontraba rojo de la vergüenza, agitó su bolso frente a Jiwon.

“¿Qué? Eso es absurdo, mira mi bolso con detenimiento, ¡Este es un producto genuino que compré en los grandes almacenes!”
“Oh, ya veo. Pensé que saliste con falsificaciones porque hablaste de falsificaciones”.
Jiwon se encogió de hombros con una sonrisa casual.

“Kang Jiwon, eres realmente estúpida. ¿Eso es todo lo que vas a decir?
“Entonces, ¿qué debo decir?”
“¡Al menos deberías disculparte!”
“Si, lo sabes bien.”
La sonrisa se desvaneció del rostro de Jiwon.

“Entonces, ¿por qué tú no te disculpas primero? Me torturaste durante tres años por haber creído en las palabras Jung Sumin sin confirmar si eran verdad o no”.
“…… ¿Qué?”
Han Jiye hizo una pausa y retrocedió un poco. Sin embargo, Jiwon caminó hasta donde se encontraba Jiye y acercó su rostro al de ella.

Mirándola de esa manera, en realidad no importaba. Han Jiye era mucho más pequeña de lo que pensaba y no podía lastimar a Jiwon aquí.

“Trae el recibo de tu bolso. Si realmente me equivoqué al decir que es falso, te pediré disculpas. ¿Tú también te disculparías si trajera a Jung Sumin y revelara que todo fue una mentira?”.
“Has crecido mucho, Kang Jiwon”.
Han Jiye abrió los ojos.

“Sí. He crecido mucho, y tú sigues siendo la misma. Han pasado años desde que te graduaste, pero ¿sigues jugando Iljin?
Jiwon, quien se enderezó, abrió el grifo del fregadero y se lavó las manos. Cuando me miré en el espejo, cuatro compañeras de clase, incluidas Jiye y Yoon-hee, me miraban con expresiones que decían: “¿Acaso te has vuelto loca?”.

“Sé que nadie quiere disculparse. Si tuviera ese tipo de personalidad, no habría venido al baño hace diez años con el tema infantil de qué hacer con el amor no correspondido de alguien y sembrar semillas de calabaza”.
Jiwon, quien limpió el agua con una toalla de mano, agarró la puerta del baño y se dio la vuelta.

“Me iré. Fue un placer vernos de nuevo, pero no nos volvamos a ver nunca”.
“¡Oye, Kang Jiwon!”
“Nunca te llame para conversar en el baño, así que vete de aquí, ¿quieres?”.

Jiwon ignoró a Han Jiye, quien se mostró vigorosa hasta el final, y cerró la puerta de golpe.

Ahora que no tengo nada que hacer aquí, puedo irme a casa y descansar. Sin embargo, mientras pasaba frente al baño de hombres, Baek Eunho apareció de repente desde adentro y bloqueó el pasillo.

“¿Te vas ahora, Kang Jiwon?”
“Sí.”
Después de una breve respuesta, Baek Eunho bloqueó a Jiwon, que intentaba pasar de nuevo.

“Entonces vayamos juntos. Tomemos una taza de café.”
“¿Por qué debería de tomar café contigo?”. Preguntó Jiwon, era completamente absurdo que le ofreciera algo como eso. La respuesta a la carta de confesión con ojos tan llenos de odio parecía haber sido borrada de la mente de Baek Eunho.

“Bueno…yo.”

El rostro de Baek Eunho se puso un poco rojo. Antes de que él pudiera contestar, fue interrumpido por una voz a lo lejos.

“¡Jiwon! ¡Eunho está aquí también!”
Al final del pasillo, Sumin se apresuró y asomó la cabeza a un lado del hombro de Baek Eunho.

“No pensé encontrarte aquí, ¿fuiste al baño? ¿por qué tardé tanto?
“Ah, solo hablando con las chicas adentro”.
“¿Con las chicas? ¿Sobre qué? ¿De qué estaban hablando?”
Una mirada de vergüenza cruzó el rostro de Sumin. Jiwon fingió no saberlo y señaló el baño cerrado con la barbilla.

“Entra. Todavía están ahí”.
Sumin tragó saliva seca. ¿De qué estabas hablando con las chicas?
Incluso si quisiera preguntarle a Jiwon correctamente, no podría porque Baek Eunho estaba a su lado.

“¿Por qué no vas y charlas en el baño? Espera un minuto, Jiwon. Hablaré con ellas rápidamente”.
Jejeje sonrió, Sumin se apresuró a ir al baño y abrió la puerta. Varias compañeras de clase, que estaban teniendo una conversación seria sobre algo, miraron a Sumin a la vez.

“¿Qué están haciendo aquí, chicas?”
“¿Qué estamos haciendo?”
Jiye se acercó y cerró la puerta del baño.

“Estábamos hablando sobre ti.”

 

 

El ambiente se sentía muy tenso. Sumin sonrió torpemente y tocó el brazo de Jiye.

“¿Estaban hablando de mí? Yo también quiero saber.”
Han Jiye dio una sonrisa falsa.

“¿Eres una trabajadora por contrato en U&K Food? Kang Jiwon fue quien te recomendó a un conocido de la empresa, pero aun así ¿dijiste que apenas entraste? ¿Es eso real?”
Las pupilas de Sumin se agrandaron. Nunca le había dicho eso a nadie más. Incluso sus padres pensaban que Sumin era una empleada de U&K a tiempo completo.

“¿Qué? ¿Quién les dijo eso? ¿Fue Jiwon?”
“Jiwon nos mostró su tarjeta de presentación. Ahora que lo pienso, si realmente fueras una verdadera empleada a tiempo completo, ¿no tendrías también una tarjeta de presentación como ella?”.

Tan pronto como Sumin se unió a la empresa, tomó una foto de su identificación de empleada y la publicó en su mini homepage. Todos le tenían envidia de cómo había logrado unirse a la empresa y, cuando sus amigos le preguntaron, dio un consejo y dijo que parecía haber escrito una buena carta de presentación.

No dijo una sola palabra sobre trabajadores contratados, recomendación de conocidos o Kang Jiwon.

“¿Cuándo dije que era una empleada de tiempo completo? ¡Yo nunca dije eso!”. Sumin respondió bruscamente.
Sena, una compañera de clase que envidiaba a Sumin y quien fue la que más le preguntó sobre su ingreso a la empresa, resopló como si estuviera atónita.

“¿Dijiste que te contrataron a través de un servicio público? Entonces, por supuesto, eres una empleada de tiempo completo. ¿Me estás tomando el pelo?”
“¿Qué hago? ¿Qué hago?”. La cabeza de Sumin estaba dando vueltas.

“En ese momento, también fui entrevistada por otra empresa a través de un reclutamiento abierto, por lo que debo de haberme confundido. No dije eso a propósito. Esa es la verdad.”
Era una excusa absurda. Para Sena, quien Sumin le había estado susurrando el secreto para unirse a la empresa, fue como si la hubieran apuñalado en la nuca.

“Oye, eso es lo que hacía cada vez que te preguntaba sobre comida y café. ¿Qué le pasó a tu pelo?”
“Entonces las otras palabras que dijo Kang Jiwon serían ciertas”.
Jiye intervino de repente.

“¿Qué significa eso? ¿Qué dijo Jiwon?”.
El corazón de Sumin latía con ansiedad mientras preguntaba con la mayor calma posible.

“Cuando a Kang Jiwon le gustaba Baek Eunho y ella se enteró que a ti también, dijiste que ella te pidió que no te confesaras. Kang Jiwon dijo que nunca te dijo eso, ¿Entonces es verdad?”.

“Kang Jiwon, ¿estás loca?”. Sumin levantó ambos extremos de sus labios resecos hacia arriba.

“¿Yo dije eso? Fue cuando éramos jóvenes. Estamos a finales de nuestros veinte años. Ni siquiera puedo recordar si realmente lo dije.
“Jung Sumin, eres graciosa. ¿Obtuviste un voto de simpatía mintiendo? ¿Por qué Kang Jiwon no tiene nada que decir de todos modos? Llevamos tres años creyendo todo lo que dijiste, y si dices que no te acuerdas, se acabó. ¿Ya tenías demencia a finales de tus veinte? ¿Es eso cierto?”
El desprecio, los insultos y el sarcasmo siempre fueron dirigidos a Kang Jiwon. Gracias a eso, Sumin siempre ha sido amada y pudo socializar con otros con una imagen buena y erguida. Cuando se rompió la regla no escrita, Sumin perdió la cabeza.

“No estoy mintiendo. Es cierto que he ocultado deliberadamente la historia de la empresa. Pero fue porque odian tanto a Jiwon, y yo solo quería que ella no fuera maldecida.”
“¿Por qué crees que Kang Jiwon fue maldecida? ¡Es por ti! ¡Es tu culpa!”
Yoon-hee señaló con dureza. Sumin parpadeó con los ojos llenos de lágrimas.

“¿Por qué es mi culpa?, Yo soy amiga de Jiwon.”
“Entonces llama a Kang Jiwon ahora. Como puedes ver, Kang Jiwon negó todo de lo que aseguraste que hizo, ya no hay razón para que sigas con esta mentira”.
“No hagas eso. ¿Por qué sigues metiendo a Jiwon en esto?
“¡Jiwon, Jiwon, Jiwon!”
Yoon-hee estaba harta.

“¿No puedes entender? ¡Kang Jiwon dijo que fue por tus mentiras que fue maldecida durante toda la escuela secundaria! ¿Sabes que nos regañaron una o dos veces por maldecir a Kang Jiwon para ayudarte?
Cuando todas comenzaron a reprocharle, su mente se puso en blanco. Sumin abrió los ojos involuntariamente y gritó.

“¿Quiénes fueron las que la maldijeron durante tantos años? ¡Siempre les dije que no lo hicieran! ¿Por qué maldicen a Kang Jiwon como desean y luego vienen y me intimidan diciendo que todo es mi culpa?
Ups, acababa de dejarse llevar por la situación. Pero ya todo estaba derramado.

“Esto es realmente una locura”. El rostro de Han Jiye se contrajo.

“No puedo hablar contigo. Como dijiste, es cosa del pasado, y como somos adultas, está bien, no vuelvas a contactarnos. ¿una reunión? ¡Vete a la mierda!”
Jiye empujó a Sumin a un lado y salió. Siendo seguida por sus otras compañeras de clase que desaparecieron una tras otra, cada una mirando a Sumin con desprecio.

Sumin, que se quedó sola, apoyó la espalda contra la pared y se deslizó hasta el suelo.
“No debí invitar a Kang Jiwon aquí.” El arrepentimiento tardío y el resentimiento se abalanzaron sobre mí al mismo tiempo.

Sumin sacó su teléfono celular y presionó el botón de llamada. El tono de llamada básico familiar continuó durante un rato y terminó con el mensaje de que el usuario no podía contestar la llamada. Era lo mismo sin importar cuántas veces caminé igual.

Sumin, que había estado en cuclillas durante mucho tiempo, se levantó y salió solo cuando sus piernas aún estaban entumecidas.

Después de todo lo ocurrido, no había nadie más en el restaurante. Incluso Kang Jiwon se había ido….

Sumin agarró el bolso que estaba sobre la silla. Intentó contactar a Jiwon nuevamente, pero no hubo respuesta.

 

Continuará…

 

Etiquetas: leer novela CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 15, novela CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 15, leer CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 15 en línea, CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 15 capítulo, CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 15 alta calidad, CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 15 novela ligera, ,

Comentarios

error: Content is protected !!