¿Oscuro? Switch Mode

CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 10

Todos los capítulos están en CÁSATE CON MI MARIDO
A+ A-

CAPÍTULO 10: Cada quien tiene un ángel guardián

“¡Sumin, aquí!”
Un automóvil se acercó y se detuvo frente a Sumin, que se encontraba un poco más lejos de la empresa.
“¿Qué deberíamos comer? ¿Hay algo que quieras?”
“¡Yo como de todo así que cualquier cosa está bien!”
“¿Pero aun así porque soy tan pequeña?”
No importa cuánto coma, ¿Por qué no puedo crecer como Jiwon?
Kim Kyung-wook pisó el acelerador. Sumin casi se rompe el cuello debido a un automóvil que arrancó abruptamente antes de que ella se abrochara el cinturón de seguridad.
“La gerente Jiwon siempre está presente al final de cada palabra que dices. ¿De qué sirve ser una mujer tan alta como una mula si no tienes ni un poco de encanto?
“Siempre quise ser así de grande”.
“A los hombres les gustan las mujeres pequeñas y bonitas como Sumin. Las mujeres altas son las que menos llaman su atención”.

Kim Kyung-wook encendió un cigarrillo mientras discutía sobre su tipo ideal, pese a que no se lo había preguntado. El olor a ambientador barato y de los cigarrillos, era atosigante,

***
“¿Te parece bien si comemos sushi, Sumin?”
“Absolutamente, me encanta”.

Sumin siguió a Kim Kyung-wook a un restaurante de sushi y se sentó. Ella se encontraba asqueada al tener que sentarse al costado de su jefe que trataba cuidadosamente de arreglarse el cabello medio pelado que tenía, a lo que ella optó en desviar la mirada para después agarrar la botella de soju y servirle un poco de este.

“¿Por qué me está pasando esto?, Kang Jiwon va a salir con su apuesto novio que tiene una camisa de lujo. Mientras tanto, yo estoy atrapada en este lugar con este viejo.”

Al ver la punta de la manga de Kim Kyung-wook, la idea se hizo más profunda. Qué suerte tengo de que mi cara se ponga roja por solo un vaso de soju.
“No soy muy buena bebiendo”.
Sumin comenzó a servir un poco más de soju en el vaso de Kim Kyung-wook.
“¿No estarás pensando en tomarte 5 botellas de soju, ¿no?”

Kim Kyung-wook también llenó el vaso de Sumin y dio un hipido que no pasó desapercibido para Sumin, quien rápidamente vació su vaso de soju y masticó el sashimi.

“Huh, en realidad si estaba pensando tomarme 5 botellas hoy”.
“¿Por qué?, Parece que es por lo mismo que trataste de decirme en la empresa, ¿Qué es lo que está pasando?”
Kim Kyung-wook preguntó preocupado al escuchar suspirar a Sumin.
“Es solo una queja. No es algo de lo que el hermano mayor Kim debería de preocuparse”.
“Bien. Entonces, ¿Ya no soy Gerente Kim? ¿Ahora en privado me dices hermano mayor?

***
“¿Está mal que te llame así, hermano?”
El viejo soltero con el pelo calvo sonrió al escuchar su comentario. Sumin trató de ignorar la lechuga que estaba atorada entre sus dientes frontales.
“He estado trabajando muy duro, pero creo que las relaciones humanas son demasiado difíciles”.
Sumin volvió a suspirar y tomó un sorbo de soju.
“¿Relaciones? ¿Quién está atormentando a la bonita Sumin?
“Estos días mi relación con las otras mujeres de la empresa no ha sido muy buena…”
“En cualquier caso, si eres más bonita y mejor que ellas, no pueden evitar estar celosas y ansiosas”.
Sumin cubrió su rostro rojo con ambas manos. Sus ojos se abrieron como si estuviera ligeramente borracha.

En el equipo de marketing sólo somos cuatro mujeres: Kang Jiwon, Yoo Heeyeon, Yang Joo-ran y yo. Si tuviéramos que dividir los lados, Yoo Heeyeon y Yang Joo-ran son las que mejor se adaptarían al trabajar juntas.
Curiosamente en estos días, Yang Joo-ran parece estar más cerca de Kang Jiwon.

Sumin resopló por dentro, pensando en las veces que vio a Jiwon bebiendo té después de ir al asiento de Yang Joo-ran. Que Kang Jiwon comenzara a frecuentar el lugar de otra persona sin motivo aparente o que sea relacionado con trabajo. No podía estar pasando, no debería de haber pasado.
“En realidad, hermano. La persona que se unió conmigo……”
“¿Yoo Heeyeon?”
“¿Cómo supiste? ¡Mi hermano es realmente genial!”
Kim Kyung-wook se encogió de hombros mientras ella hacía un alboroto excesivo.
“Yo estoy enterado del nuevo personal que se acaba de unir a la empresa. Pero, ¿Acaso la empleada Yoo está acosando a nuestra bonita Sumin?
“No se trata de intimidación. sólo…”
Sumin murmuró como si dudara.
“Pareciera como si la Srta. Yoo y la gerente Yang me odiaran. Lo único que Sumin quiere es poder llevarse bien con todos”.
“¿La gerente Yang Joo-ran? No pensé que esa mujer fuera así, veo que me he equivocado. ¿Qué es lo que le dijeron a Sumin?
Si hubiera un ‘premio a la verdad’, el gerente Kim Kyung-wook se lo daría a Sumin de forma unánime. Por supuesto, porque él no estaba enterado en lo absoluto de lo que en verdad sucedía.
“Creo que ellas son así conmigo porque no soy suficiente, jeje.”
Sumin sonrió ampliamente, tomó la botella y la sirvió en el vaso de Kim Kyung-wook.
“Mira, ya estoy borracha. ¿está bien?”

***

Kim Kyung-wook fingió tratar de tomar la botella y tocó suavemente el dorso de su mano. Sumin rápidamente retiró su mano e hizo un cáliz debajo de su barbilla.
“Incluso si llego a renunciar a la empresa, no estés demasiado triste. ¿De acuerdo?”
“Qué quieres decir. ¿Te vas de la empresa?
“Es muy difícil. No solo hay buenas personas como tú en el mundo, ¿puedes creerlo? Por más que me esfuerce y doy mi corazón en todo lo que hago, nunca es suficiente.”
“¿Quieres que las regañe? ¿Quieres que tu hermano las regañe?
“¿Harías eso por mí?”
Sumin se secó las lágrimas que aún no se habían acumulado y sonrió tímidamente.
“Nuestra Sumin aún no sabe que después de Yoo Jihyuk, yo soy el que tiene más poder en la empresa. Me voy a asegurar de que nadie se atreva a volver a molestarte. Así que no digas que te vas de la empresa sin cuidado. ¿Comprendes?”
“Está bien. Gracias por tus palabras, hermano.” El gerente Kim estaba confundido otra vez con las palabras que agregó tiernamente.

Ahora podemos comer pastel de arroz después de hablar tanto sobre trabajo.

Sumin sonrió con la cara roja. La combinación entre el olor que desprendía aquel hombre mayor y el del cigarrillo seguía siendo repugnante, pero era tolerable teniendo en cuenta que él sería quien asustaría a Yoo Heeyeon a partir del día siguiente.

* * *
Jiwon no había intercambiado palabras con Minhwan en todo el día. Tenía el celular apagado y cuando Minhwan veía una oportunidad para hablar, ella veía la forma de evacuar al asiento de la gerente Yang.

“Terminemos el trabajo por el día de hoy.” A las 5:50, Yoo Jihyuk dijo en voz alta.
Sumin, que ya se había arreglado todo el maquillaje, se acercó a Jiwon y susurró.
“Tengo una cita hoy, así que me iré primero. llámame.”
“No tengo curiosidad”.
“Tú también deberías de tener una cita “.
Era completamente sincera, pero Sumin le dio una palmada en el hombro a Jiwon y volvió a su asiento.

***
El problema en este momento no era Jung Sumin. Sino que, probablemente, Park Minhwan estaba esperando frente a la empresa ahora que el trabajo había terminado por el día de hoy. No sé qué tiene pegado, pero la basura persistente como una espátula pegajosa no podrá deshacerse fácilmente.
“te veo mañana.”
“¡Buen trabajo!”
A las seis en punto. Los empleados se despidieron apresuradamente y salieron del trabajo.

Jiwon fue al baño cuando todos comenzaron a irse. Pensaba quedarse y aguantar en ese lugar hasta que Minhwan se cansara de esperar y se fuera a casa.

“no tengamos miedo, no hay necesidad de tener miedo.”

No importaba cuántas veces me lo decía a mí misma frente al espejo, no podía calmarme fácilmente.

Después de 10 años de infierno, el recuerdo de ser asesinada al final, era tan terrible que estaba profundamente grabada en mi memoria.

“Para poner a Jung Sumin en ese destino, tengo que superar este miedo de inmediato.”
“No puedo seguir siendo la misma de antes”.
Jiwon respiró hondo y exhaló lentamente. Una mujer con el pelo largo recogido y con gafas tomó la misma respiración profunda en el espejo.

¿Fue así durante veinte minutos? Jiwon abrió la puerta en silencio y salió. A veces había una oficina donde se filtraba la luz, pero el pasillo estaba vacío.

Después de soportar estar en ese lugar por buen rato, lo más posible era que Park Minhwan también se habría ido.

Jiwon hizo una pausa cuando caminaba por el pasillo en dirección al ascensor. Un hombre con traje estaba de pie frente a un ascensor vacío.

¿Es Park Minhwan? Recordé la cara distorsionada que había visto antes, y mi corazón latía con fuerza. El hombre giró lentamente la cabeza hacia Jiwon, quien se había detenido sin avanzar ni retroceder.
“¿Te vas del trabajo ahora, Kang Jiwon?”
Era Yoo Jihyuk, no Park Minhwan. Mi corazón, que había estado latiendo con fuerza, de repente encontró su propio ritmo.
“Son las siete. Te había dicho que evitaras las horas extras tanto como fuera posible…”
“Estoy un poco atrasada en algunas cosas. ¿Qué hay del jefe?
Yoo Jihyuk hizo una pausa por un momento y respondió.

***

“El departamento de administración tiene negocios que hacer, así que este es el camino a seguir”.
“Ya veo.”
Jiwon se puso incomoda un poco lejos de Yoo Jihyuk. Como el ascensor estaba en el piso 10, no parecía que ese tiempo incómodo duraría mucho…….
“¿Eh?”
No parecía que fuera a durar mucho, pero el ascensor pasó por el noveno piso y bajó.
“Oh, no has apretado el botón”.
No puedo creer que el director Yoo Jihyuk cometiera este error. Jiwon se sorprendió y presionó el botón directamente. Ahora tenía que quedarse así torpemente hasta que llegara el siguiente ascensor.
“¿Te vas a casa ahora mismo?”
“No. ¿Hay algo más que usted necesite?”
preguntó Jiwon, deseando trabajar horas extras desde el fondo de su corazón. Si fuera alguien más, cuando Yoo Jihyuk preguntó sobre esto, obviamente estaba relacionado con el trabajo.
“¿Tienes alguna otra cita?”
Como el trabajo era muy urgente, Yoo Jihyuk hizo otra pregunta.
“No. Iba a ir solo a los grandes almacenes, pero simplemente no quiero ir”.
“… … ¿Grandes almacenes?”
Las cejas de Yoo Jihyuk se movieron ligeramente. Esto es definitivamente suficiente. Estaba claro que había trabajo que hacer para mañana.
“No es nada. Iba a cambiar de opinión, pero si es urgente, me encargaré primero. ¿Qué puedo hacer?”
El ascensor acababa de llegar. En lugar de responder, Yoo Jihyuk subió rápidamente al ascensor. No tuve más remedio que hacerlo también.

¿Hay algo más en el mundo que sea tan lento como estar incómoda en un ascensor y solo con una persona? Además, Yoo Jihyuk todavía no ha dicho qué trabajo es. Jiwon no pudo aguantar más y cuando el ascensor bajó al cuarto piso, preguntó de nuevo.
“Jefe, ¿qué puedo hacer por usted?”
Yoo Jihyuk miró a Ji-won a través de sus lentes. Estaba aún más avergonzado cuando recordé de repente mirar su rostro dormido.
“Si no puede recordarlo de inmediato, puede enviarme un correo electrónico o enviar un mensaje de texto… …”
“Estoy de paso por la tienda departamental”.

De repente cortó abruptamente a Jiwon.
“Te llevaré en el camino”.
“¡No, está bien!”

El auto de Yoo Jihyuk, solo imaginándolo era incómodo. No sería extraño morir atragantado de camino a los grandes almacenes. Mientras Jiwon agitaba activamente su mano, el ascensor se detuvo en el primer piso.
“Me iré. ¡Trabajaste duro!”
“¡Srta. Kang Jiwon!”
Jihyuk agarró la correa del bolso de Jiwon, que estaba a punto de bajar rápidamente. Varios artículos se derramaron de la bolsa que había sido removida por el viento.
“Oh, lo siento.”
Yoo Jihyuk se disculpó, se inclinó y recogió los artículos. Luego la puerta se cerró y el ascensor bajó al estacionamiento subterráneo.
“Simplemente solo sube. Tenemos que salir ahora para llegar antes de que cierren los grandes almacenes.
Sujetó con la mano el botón de liberación y tiró hacia afuera. No estaba mal.

Jiwon dudó, luego él dijo: “Yo cuidaré de ti” y ella lo siguió.

El interior del sedán negro estaba perfectamente arreglado sin un solo rastro de suciedad. Era completamente diferente al de Minhwan, que siempre estaba lleno de basura y tenía una lata de refresco en la puerta que no sabía cuándo había sido dejada ahí.
“¿Vas a ir a Apgujeong o Banpo? ¿Daechi-dong?
“Cualquier lugar está bien. Por cierto, ¿no dijiste que ibas de camino a los grandes almacenes?
“Significaba pasar más o menos por allí. Vamos a Banpo.
Creo que acabas de hablar a toda prisa. Jiwon rápidamente se deshizo de la idea que se levantaba ligeramente. Ese Yoo Jihyuk está hablando de eso. Era más realista hacer girar un caballo en medio de la intersección de Bangbang.

El sedán salió del estacionamiento. Jiwon, que miró por la ventana sin pensar, se detuvo y se cubrió la cara.

Frente a la empresa, Park Minhwan estaba parado frente a su auto.
“No se puede ver desde afuera. Las ventanas son polarizadas”.
Yoo Jihyuk giró el volante y habló secamente.

De repente, pensé en la arrogancia que acababa de demostrar. ¿Sabía que Park Minhwan estaba esperando por mí en ese momento y me recogió? ¿Cómo sabe que estoy evitando a Park Minhwan?

Como si reconociera la confusión de Jiwon, Yoo Jihyuk agregó lentamente.
“Era mejor que lo supieras a que te taparas la cara de repente”.
Eso fue todo. Lo que fue confuso por un momento volvió a ser vergonzoso.
“Oye, déjame en la estación de metro”.
“¿Por qué estás tan impaciente?”
La voz de Yoo Jihyuk se puso irritada sin que él se diera cuenta.
“La tienda departamental ya debe de estar cerrada, así que solo quiero irme a casa. Iré a los grandes almacenes el sábado.
“¿Dónde queda tu casa?”
Yoo Jihyuk, que estacionó el auto al costado de la carretera, se volvió hacia Jiwon. Esta vez no es una ilusión. Debe haber pensado en llevarme a casa.
“Está en la dirección contraria, pero… …. Realmente no hace falta que me lleves.
“Genial. Tenía planes para cenar en la Universidad de Konkuk”.
Yoo Jihyuk volvió a pisar el acelerador sin escuchar lo siguiente. Los suaves asientos de cuero eran incómodos como un cojín de espinas. Solo quería salir de ese infierno, incluso era mejor ser golpeada con mochilas que quedarse ahí.

Jiwon simplemente se rindió y miró por la ventana. Naturalmente, algo rozó mi dedo en el pomo de la puerta.

Cuando lo saqué, era lápiz labial. Un pintalabios de una marca conocida que hasta las personas que no saben mucho de cosmética conocen.

“Parece que tienes novia”.

Si el coche de un hombre tiene pintalabios, definitivamente es el de su novia. Jiwon lo volvió a poner en su lugar.
“Oye, es por ese edificio frente a la tienda de conveniencia”.
Después de un tiempo más incómodo que el infierno, finalmente vi mi casa. Yoo Jihyeok detuvo el auto frente al edificio que señaló Jiwon, se bajó y abrió la puerta del pasajero.
“Hasta mañana.”
“Gracias por llevarme. Hasta mañana.”
Jiwon, quien asintió, rápidamente desapareció dentro del edificio. Luego, poco después, se encendió la luz del tercer piso.

***
Yoo Jihyuk volvió al auto y lo estacionó un poco más lejos. Con el freno lateral aplicado y el asiento reclinado un poco, su mirada continuaba fija frente a la casa de Jiwon.

Después de un rato, su teléfono vibró. Tan pronto como Yoo Jihyuk agarró su teléfono y se lo puso en la oreja, la otra parte gritó en voz alta.
[Hermano, ¿no estás en el trabajo?]
“No puedo ir hoy. Cuídate.”
[¿Qué está pasando? Estás descuidando este lado de las cosas en estos días.]
“Adiós”.
Yoo Jihyuk arrojó su teléfono a un lado y se quitó las gafas. La luz del letrero que entraba por la ventana creaba una sombra justo al lado de su nariz.

Hasta que llegó el amanecer, su auto permaneció cerca de la casa de Jiwon.

 

Continuará…

 

Etiquetas: leer novela CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 10, novela CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 10, leer CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 10 en línea, CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 10 capítulo, CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 10 alta calidad, CÁSATE CON MI MARIDO – CAPÍTULO 10 novela ligera, ,

Comentarios

error: Content is protected !!