¿Oscuro? Switch Mode

TOMANDO A MIS HERMANOS MAYORES COMO ESPOSOS – CAPÍTULO 13

Todos los capítulos están en TOMANDO A MIS HERMANOS MAYORES COMO ESPOSOS
A+ A-

CAPÍTULO 13: ASUSTADO

 

“¿Qué te hizo hace un momento?”

 

Jiang Fuyuan miró durante mucho tiempo a Yan Luan que estaba en cuclillas en el suelo sin moverse, todavía tenía algo de miedo después del evento. El tiempo de Jiang Fuyuan fue malo cuando llegó hace un momento, ya que por casualidad vio a Yan Jing presionando a Yan Luan, se tensó y dejó escapar un grito inconscientemente. Cuando Yan Jing pasó, la miró con una expresión asesina y amable, asustándola hasta que sus piernas se suavizaron.

 

Yan Luan cubrió su pequeño rostro pálido, agachándose en la hierba que estaba cubierta con los pétalos de cereza caídos. En voz baja y apagada, dijo: “¡Él, él … me tocó el trasero! Wu wu ~ “

 

Aunque su adorable trasero estaba separado por varias capas de falda, todavía sentía la sensación restante de la caricia y el pellizco del hombre, ¡Esto no era en absoluto algo que haría un hermano mayor!

 

“Ese pervertido, ¡Ah! Pero, ya sabes, incluso después de vivir todos estos años, esta es la primera vez que veo a un hombre tan hermoso, se puede contar como vivir una vida digna, ¡tsk tsk! ” Jiang Fuyuan también se puso en cuclillas, acariciando el cabello esponjoso de Yan Luan, sintiendo que era lamentable.

 

Ella entendió más claramente que nadie que Yan Jing no era una persona común, ya que tarde o temprano dominaría todas las tierras bajo el cielo. La mujer que amaba debería ser del tipo que es obediente y seguiría cada una de sus palabras, pero con el temperamento corto de Yan Luan, calculó que Yan Luan tendría  algunos sufrimientos en el futuro.

 

“Está bien, no llores más, parecía que ese hombre codiciando a su propia hermana no era solo cuestión de uno o dos días. Solo debes tener más cuidado”.

 

“No estoy llorando, solo estaba asustada por él, realmente daba miedo”. Yan Luan recordó que Yan Jing acababa de mirar su expresión desenmascarada; su ardiente terquedad no estaba cubierta por ninguna pretensión para que él la viera, por lo que su cuero cabelludo hormigueó de miedo.

 

Estos dos hermanos, uno era excelente, el otro daba miedo.

 

“Hace un momento, cuando vine, vi al Emperador. Aunque no era tan guapo como tu hermano, pero su belleza no está nada mal ah, es solo que su edad aún era demasiado joven y también se veía un poco enfermo “.

 

Jiang Fuyuan recordó cuando ella echó un vistazo rápido hace un momento, al joven que vestía una túnica imperial carmesí, aunque su cuerpo parecía débil, pero tenía una belleza rara que es delicada y bonita. De pie en medio de numerosos descendientes de familias nobles, su aplomo imperial era completamente intimidante.

 

Cuando sopló una brisa refrescante, trajo una brizna de la fragancia de la flor que disipó la turbia molestia dentro del corazón de Yan Luan. Golpeó a Jiang Fuyuan que estaba inmerso en su ensueño, un hilo de lástima brilló dentro de sus brillantes pupilas negras: “No lo pienses más, era conocido como un emperador títere que murió joven, ni siquiera vivira pasados ​​los dieciocho “.

 

“¿Qué dijiste? ¡No lo creo! No me importa, en cualquier caso, quiero ser la Emperatriz “.

 

Mirando su actitud decidida, Yan Luan tampoco quería hablar demasiado, sabía qué tipo de persona es Jiang Fuyuan: entusiasmo instantáneo que brillaría tan rápido como venga, por lo que calculó que si su amiga conocía a otro hombre hermoso , ella ya no querría estar casada con la familia imperial.

 

  ……

 

El banquete estatal se llevó a cabo frente al Feng Tian Hall, con hombres y mujeres no divididos en grupos, sino que se separó por rango de funcionario. El escenario en la parte superior de las diez escaleras de jade era el asiento del Fénix y el trono del Dragón, se prepararon dos asientos en las dos escaleras de abajo; lado izquierdo para el primer ministro y lado derecho para el marqués Huai. Otros dos escalones más abajo se prepararon para duques y otros rangos de marqués, y de manera similar, cada asiento fue ocupado por miles de personas.

 

Yan Luan fue guiada por la princesa Yong Kang para tomar su asiento, en ese momento, el marqués Huai, Yan Rong, ya se había sentado allí con una posición erguida de rodillas, bebiendo una taza de licor fuerte sin decir una palabra, proponiendo un brindis con el canciller de vez en cuando y sonreía.

 

“La princesa ha venido”.

 

Con la ayuda de las brillantes linternas, Yan Luan finalmente pudo discernir la apariencia de su padre y sintió que era comprensible que la princesa Yong Kang lo eligiera como su fuma [Nota: esposo de la princesa imperial]. A pesar de que ya alcanzó la mediana edad, eso no disminuyó su atractivo y elegante brillo. Se podría decir que la mitad de la apariencia de Yan Jing definitivamente siguió la templanza refinada y erudita de su padre.

 

“Fuma ha trabajado duro”.

 

Yan Rong se levantó y apoyó a la princesa Yong Kang en su asiento, todos sus movimientos mostraban su mayor cuidado, los lados de sus labios se levantaron en una expresión sonriente sin cesar mientras hablaba con ella, y después de un rato, se volvió de lado y vio a Yan Luan que corría detrás de su madre.

 

“Ha pasado medio año que no había visto a Luan Er, ¿Esta chica ya no reconoce a este papá? Vamos rápido, deja que tu papá te eche un vistazo “.

 

Yan Luan, simplemente se arrodilló para tomar asiento, su momo ya había arreglado su falda cuidadosamente, pero debido a la única llamada de Yan Rong, no tuvo más remedio que levantarse de nuevo. Ella era una niña obediente en la familia, por lo que Yan Rong mimaba muy bien a esta hija suya.

 

Quizás porque practicó artes marciales durante todo el año, las palmas de Yan Rong estaban ásperas con callos por todas partes. Tiró de Yan Luan con esas manos ásperas, la mimaba frotando y acariciando su cabeza, luego sacó una pequeña caja de brocado de su pecho.

 

“Esto es lo que papá encontró cuando las tropas de papá llegaron al condado de Pingwu, ¿Le gusta a mi hija?”

 

Yan Luan todavía no estaba un poco acostumbrada a este tipo de amor intenso de su padre, miró la mirada expectante de Yan Rong y luego abrió lentamente la caja de brocado y descubrió una horquilla de flor de durazno. El jade blanco de primera clase fue tallado exquisitamente, formando un magnífico ramo de flor de durazno real en la cabeza del alfiler. Ella miró cuidadosamente debajo, los estambres estaban incrustados con rubíes caros, extremadamente deslumbrantes.

 

“Tan hermosa.” alabó desde el fondo de su corazón.

 

Levantando sus ojos que estaban llenos de sonrisa y alegría, descubrió que la princesa Yong Kang también los miraba padre e hija. La felicidad de Yan Luan era como la corona de la primavera, su apariencia encantadora e inteligente conmovió mucho el corazón de la princesa Yong Kang.

 

“Fuma es considerado”.

 

Yan Rong estaba algo abrumado por la extraña expresión genial de la princesa Yong Kang: “Es bueno mientras Luan Er pueda ser feliz, ¿Cuál es la necesidad de los elogios de la princesa?”

 

Yan Luan tomó el regalo y se sentó de nuevo en su propio asiento, cuando finalmente descubrió que Yan Dao ya se había acercado, saludando a su padre y a su madre y luego se sentó directamente en el asiento de la derecha de Yan Luan. Al mirar el asiento vacío especial en el medio de sus asientos, Yan Luan sintió cualquier cosa menos tranquilidad.

 

¡Y tal como esperaba, ese asiento quedó para Yan Jing!

 

Llegó un poco tarde junto con el carruaje imperial. Después de seguir a la multitud de funcionarios para saludar, escoltó al emperador Qi Ling al Trono del Dragón y luego se volvió hacia el asiento del marqués Huai. Bajo decenas de miles de iluminaciones, su mano sostenía un abanico plegable de jade, su túnica lujosamente exquisita ondeaba con sus movimientos, su desbordante belleza podía ser reverenciada por las nueve deidades mismas, y todos los hombres en la escena suspiraban por su propia inferioridad.

 

Yan Luan también estaba perpleja por su belleza y dio una reacción rápida, comparando el respeto plano y común de Yan Dao con sus padres antes, Yan Jing simplemente llamó a  ‘madre’,  y las lágrimas de la princesa Yong Kang ya fluían. Afortunadamente, Yan Rong la tranquilizó a su lado, así que le dijo a su hijo mayor que tomara asiento. La disparidad se podía ver claramente en cómo la princesa Yong Kang trataba y amaba a sus propios dos hijos.

 

El asiento de Yan Jing se colocó entre Yan Luan y Yan Dao. Cuando sus pasos pesados ​​pasaron detrás de Yan Luan, su espalda inconscientemente se puso rígida. Para disimular su nerviosismo, levantó ansiosamente la taza de jade de la mesa de madera lacada, “gulp, gulp”  , bebió vorazmente el vino parecido al jade con su boquita.

 

“El hermano mayor ha regresado triunfalmente, este hermano menor beberá en tu honor”.

 

Yan Dao vació el vaso de licor fuerte de un trago con una expresión de madera. Yan Jing se arrodilló con gracia y sonrió cálidamente con sus labios delgados y sexys, tomó una pequeña copa de vino y le devolvió el respeto bebiendo el vino también. Dijo con indiferencia: “El segundo hermano es demasiado educado, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos vimos, ¿Se ha curado tu herida?”

 

“Ya no hay más daño”.

 

La copa de vino vacía se volvió a poner sobre la mesa y la doncella del palacio imperial que estaba a un lado la llenó de nuevo con vino de jade. Cuando los hermosos ojos de Yan Luan miraron la chaqueta ampliamente abierta de la sirvienta cuando se retiró, ¡Hubo un gran acontecimiento repentino!

 

Bajo los ojos del público, su hermosa mano izquierda que estaba debajo de la mesa fue agarrada inesperadamente por Yan Jing. Debido a que no estaba preparada para esto, su hermoso rostro tenso se puso pálido instantáneamente en un abrir y cerrar de ojos.

 

La amplia manga de su Changpao estaba extendida debajo del mantel, las manos completamente diferentes de las dos personas estaban ocultas a los ojos de la multitud, pero solo Yan Luan sabía que la gran palma de Yan Jing la estaba agarrando con tanta fuerza hasta que se sintió doloroso.

 

Su palma que sostenía espadas a lo largo de los años era mucho mejor que la de su padre, sus delgados dedos estaban finos y calientes pero sin piedad no le daban la posibilidad de luchar, por lo que Yan Luan lo miró con ira.

 

Yan Jing sonrió levemente como una suave brisa y solo giró la cabeza para hablar con Yan Dao, su gran palma se pegaba a la delicada mano pequeña de Yan Luan, haciendo bromas con frecuencia mientras le frotaba la mano.

 

La pequeña cara como el jade de Yan Luan frunció el ceño, intentó varias veces deshacerse de él, y sus mejillas se sonrojaron de molestia, pero aún no se atrevía a ejercer demasiada fuerza para no provocar la atención de la princesa Yong Kang. Afortunadamente, el espectáculo de danza y música ya se estaba reproduciendo frente a la sala.

 

El primero en descubrir la anomalía fue Yan Dao. Cuando le estaba dando a Yan Jing el segundo brindis de honor, su vista pasó por encima de las mangas cerradas de las dos personas. Mirando la cara roja y lastimera de Yan Luan que estaba entre la ira y la desesperanza, pellizcó la pequeña copa de vino y gruñó con frialdad.

 

Continuará…

Etiquetas: leer novela TOMANDO A MIS HERMANOS MAYORES COMO ESPOSOS – CAPÍTULO 13, novela TOMANDO A MIS HERMANOS MAYORES COMO ESPOSOS – CAPÍTULO 13, leer TOMANDO A MIS HERMANOS MAYORES COMO ESPOSOS – CAPÍTULO 13 en línea, TOMANDO A MIS HERMANOS MAYORES COMO ESPOSOS – CAPÍTULO 13 capítulo, TOMANDO A MIS HERMANOS MAYORES COMO ESPOSOS – CAPÍTULO 13 alta calidad, TOMANDO A MIS HERMANOS MAYORES COMO ESPOSOS – CAPÍTULO 13 novela ligera, ,

Comentarios

error: Content is protected !!